• Francisco J. Soriano

EL TRABAJO PLIOMÉTRICO EN EL ENTRENAMIENTO DEL WUSHU - 4


Encontrar el equilibrio entre el entrenamiento enfocado exclusivamente a la competición y el entrenamiento de los saltos con beneficios globales para el artista marcial es uno de los objetivos en los que los entrenadores deben poner el foco.


La competición como finalidad es tan equivocado como centrar el sentido del arte en los aspectos meramente combativos. Las artes marciales chinas son un camino de vida, una vía que antepone el sentido vital y la salud a cualquier exigencia deportiva sujeta a edad, tiempo de entrenamiento y objetivos específicos vinculados a la disciplina por encima del propio individuo.


El salto es un complemento importante en la práctica, muy exigente y con grandes beneficios transversales para el artista marcial que podemos y debemos optimizar con los nuevos conocimientos que se van incorporando a la práctica deportiva en materia de entrenamiento.


PLIOMETRÍA


En el ámbito del deporte y la actividad física en general escuchamos el término pliométrico con cierta asiduidad. Es importante comprender el sentido de lo que esto significa y conocer el valor que puede tener como complemento para nuestra práctica marcial.


El término PLIOMÉTRICO proviene del griego PLYETHEIN, que significa «aumentar», y METRIQUE, que significa «longitud» (Wilt,1978). La acción básica consiste en realizar un movimiento potente a gran velocidad involucrando el pre-estiramiento del músculo para producir posteriormente una contracción concéntrica más fuerte. Esto se hace de múltiples formas como veremos más adelante.


La pliometría no escapa a la tendencia a simplificar conceptos siendo definido por algunos como «un entrenamiento a base de saltos». Veremos que es mucho más que esto.


La naturaleza del ejercicio es un estímulo programado de las fibras musculares de contracción rápida. Se busca una disminución de la cantidad de tiempo existente entre la contracción muscular excéntrica y el comienzo de la contracción muscular concéntrica.


Verkhoshansky (1983) define esta capacidad reactiva como: «La capacidad específica de desarrollar un impulso elevado de fuerza inmediatamente después de un brusco estiramiento mecánico muscular».


A este ciclo lo definimos como CEA o Ciclo de estiramiento acortamiento. El CEA se aprovecha del reflejo de estiramiento, así como de la energía elástica que se almacena en las estructuras anatómicas para aumentar la potencia final dentro del movimiento. Esto repercute directamente en una mayor velocidad y en un menor gasto energético en el movimiento final.


La importancia de factores como la elasticidad o la estructura del contra movimiento implicado son determinantes a la hora de evaluar los beneficios de este tipo de acciones en el conjunto del entrenamiento. Algunos de estos beneficios han quedado demostrados en diferentes investigaciones:


• No mejora de la fuerza máxima (en sujetos muy entrenados), pero si su mayor aplicación (potencia) (González Badillo y col, 1995).

• Mejora de todos los procesos neuromusculares. (González Badillo y col, 1995).

• Mejora el grado de tolerancia a la carga de estiramiento (Bosco, y Komi, 1979; Komi, 2000).

• Mejora de la eficiencia mecánica (relación trabajo / energía) (Komi, 2000).

• Especial efecto sobre los mecanismos inhibidores y facilitadores de la contracción muscular (Bobbert, 1990).


Para adecuar el entrenamiento pliométrico a las exigencias de especificidad de cualquier disciplina es preciso que estructuremos el entrenamiento definiendo previamente con claridad los objetivos que buscamos.


 

C/ Paco Miranda 1 - 29013, Málaga

 (Centro Fluxus)

E-mail: wushuniversity@gmail.com 

Tel.: 654145676

 

©  2020 por Wushu University

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now