La lucha en suelo


«Nuestra mayor gloria no está en nunca caer, sino en levantarnos cada vez que caemos».

Confucio


Hay muchos factores que tener en cuenta cuando las circunstancias combativas se trasladan al piso. El suelo es un territorio hostil, exigente y peligroso cuando no sabemos cuales son sus reglas, cuáles son los riesgos inherentes por estar ahí plantados más tiempo del necesario.


Es importante comprender que este plano de combate no es voluntario, es decir, no lo buscamos en ningún tipo de escenario de lucha. Sin embargo, como todo en el combate real, la posibilidad de que caigamos en él es enorme y las circunstancias en las que hacemos esa transformación de plano, en la que tomamos contacto con el suelo, determinan muchos aspectos fundamentales de lo que le sigue en la lucha.