top of page

La sinéctica en la formación infantil de las artes marciales chinas



Introducción

La sinéctica es un enfoque de aprendizaje y resolución de problemas que busca conectar ideas y conceptos aparentemente no relacionados. Se basa en la premisa de que la innovación y el pensamiento creativo surgen de la combinación de elementos dispares, lo que permite una mayor comprensión y un enfoque más amplio de la realidad.


En este artículo, exploraremos cómo la aplicación del modelo sinéctico puede, en algunos aspectos, mejorar la formación de las artes marciales chinas en segmentos infantiles; en particular analizaremos su impacto en el desarrollo personal y creativo de los estudiantes.


Sinéctica

La sinéctica es un enfoque de aprendizaje y resolución de problemas que se centra en la conexión de ideas y conceptos aparentemente no relacionados. Derivado del término griego "synaptein", que significa "unir" o "conectar", la sinéptica busca fomentar el pensamiento creativo y la innovación a través de la interacción entre diferentes campos del conocimiento.


El concepto se atribuye al psicólogo y educador estadounidense William J.J. Gordon (1919-2003). Gordon desarrolló esta metodología en la década de 1950 como una respuesta a la necesidad de fomentar la innovación y la creatividad en la resolución de problemas y la toma de decisiones. Su trabajo sobre la sinéptica se basó en sus investigaciones en psicología y su experiencia como inventor y consultor de innovación.


Gordon presentó sus ideas sobre la sinéptica por primera vez en 1956 en una reunión de la Inventors' Club of America en Boston. Posteriormente, publicó su libro Synectics: The Development of Creative Capacity en 1961, en el que detalló sus teorías y métodos relacionados con la sinéptica. Este libro se convirtió en un texto fundamental en el campo de la creatividad y la innovación y ayudó a difundir las ideas de Gordon a un público más amplio.


La sinéctica se ha desarrollado y expandido desde entonces, y ha sido aplicada en una amplia variedad de campos y disciplinas, incluyendo la educación, la gestión empresarial, la investigación científica y el diseño. El enfoque de Gordon ha influido en la forma en que pensamos sobre la creatividad y la innovación, y ha contribuido a la creación de nuevas técnicas y estrategias para fomentar el pensamiento creativo y la resolución de problemas.



Para poder establecer un marco de uso de este enfoque en la formación y desarrollo de los practicantes de Wushu, y antes de entrar a analizar el importante valore que puede representar para nosotros, debemos conocer cuáles son los principios sinécticos fundamentales en términos generales.

  • Interdisciplinariedad: Defiende la idea de que el aprendizaje y la innovación provienen de la interacción entre diferentes disciplinas y campos del conocimiento.

  • Analogías y metáforas: Utiliza analogías y metáforas para establecer conexiones entre conceptos aparentemente dispares, lo que facilita una comprensión más profunda y amplia de los temas, así como su posible relación profunda.

  • Pensamiento divergente: La sinéctica promueve el pensamiento divergente, que implica la generación de múltiples soluciones o enfoques para abordar un problema o situación.

  • Experimentación y aprendizaje activo: Se enfatiza la importancia de la experimentación y el aprendizaje activo, permitiendo a los estudiantes descubrir y aprender a través de la experiencia directa y la práctica.

  • lexibilidad y adaptabilidad: La sinéctica valora la capacidad de adaptarse y abordar nuevos desafíos con flexibilidad y creatividad.

  • Colaboración y trabajo en equipo: La sinéctica fomenta la colaboración y el trabajo en equipo, permitiendo a los estudiantes aprender unos de otros y desarrollar habilidades interpersonales y de comunicación.

  • Reflexión y autoevaluación: Se destaca la importancia de la reflexión y la autoevaluación, permitiendo a los estudiantes desarrollar un mayor autoconocimiento y aprender de sus propias experiencias.

  • Resolución de problemas y pensamiento crítico: Busca mejorar la capacidad de los estudiantes para resolver problemas y pensar de manera crítica y analítica, utilizando enfoques creativos y novedosos.

¿Por qué en el estudio del Wushu?

El contexto de las artes marciales en general apunta a escenarios espontáneos, situaciones imprevistas que sólo pueden abordarse desde un enfoque creativo inmediato, desde la capacidad de dar respuestas originales a sucesos impactantes, con una alta influencia emocional, con un volumen indefinido de variantes y dinámicas que pueden complicar hasta el infinito la capacidad de articular un proceso mecánico que responda a dichas cuestiones.


Desde esta certeza casi absoluta, podemos concretar que una parte fundamental del entrenamiento debería ir enfocada al desarrollo de esta capacidad creativa y contextual inmediata. Obviar esta necesidad intrínseca de la práctica marcial es subestimar por qué nos referimos a ella como arte y no solo como ciencia o campo de estudio y experimentación.


Para fomentar la creatividad en el entorno educativo, necesitamos alejarnos de cualquier modelo que establezca rígidamente todos los detalles de sus propuestas. Deberíamos comenzar considerando la propia naturaleza humana, y luego guiar el proceso de enseñanza creando experiencias que permitan una constante práctica creativa. Esto permitirá el desarrollo continuo de las habilidades que estamos buscando.


La sinéctica se basa en la idea de que el pensamiento creativo surge de la interacción entre diferentes campos del conocimiento. Podemos trasladar esta idea al contexto de las artes marciales chinas gracias a la riqueza de estilos, modelos filosóficos y áreas que las conforman. También, otros factores más que sumar a la paleta de posibilidades a utilizar dentro del marco sinéctico son la permanente interacción que requieren entre entrenamiento físico, aprendizaje, entrenamiento mental, desarrollo personal y autoconocimiento.

una parte fundamental del entrenamiento debería ir enfocada al desarrollo de esta capacidad creativa y contextual inmediata

En el Wushu, tratamos de aprender de una variedad de disciplinas y técnicas, incluyendo formas de mano vacía, formas de armas, juegos de habilidad, coreografías luchatorias, formas en grupo, ejercicios acrobáticos, combate, etc. También nos movemos entre modalidades internas y externas, modelos de gimnasia funcional y respiratoria, códigos éticos y morales y representaciones simbólicas en áreas tan aparentemente desconectadas como la literatura, la caligrafía, la medicina y la filosofía.


Con esta enorme variedad de elementos en la práctica, los niños pueden desarrollar una comprensión más profunda de las artes marciales y cultivar habilidades que van más allá de la mera ejecución de técnicas en modelos no interrelacionados, es decir, pueden experimentar un aprendizaje más enriquecedor, personalizado y creativo, lo que les permitirá convertirse en practicantes más completos y capaces de enfrentar los desafíos de la vida con éxito y autoconfianza.



¿Cómo implementar este enfoque en la enseñanza de las artes marciales?

Para establecer el proceso sinéctico, es importante seguir algunas pautas metodológicas clave. Estas pautas ayudarán a los instructores a implementar un enfoque efectivo que pueda utilizar todos estos elementos, sus distantes referencias y vincular sus significados en un bloque holístico aparentemente disgregado a priori. Veamos algunas de estas pautas a seguir.


1. Establecer objetivos claros: Antes de comenzar, es fundamental establecer objetivos claros y específicos que se alineen con los principios sinécticos. Estos objetivos pueden incluir el fomento de la creatividad, el desarrollo de habilidades interdisciplinarias y el fortalecimiento del pensamiento crítico y la resolución de problemas. En cada área, dentro del propio programa de estudio y práctica, debemos establecer a qué objetivos generales y específicos apuntamos, para poder establecer los modelos de acción complementaria que utilizaremos desde el enfoque sinéctico con precisión y utilidad.


2. Diseñar un currículo integrado: Diseñar un currículo que incorpore elementos de diferentes disciplinas, áreas y enfoques, como acrobacias, deportes en equipo, juegos de rol, modelos de combate condicionados (en superficies inestables, con armas inusuales, con limitación de acciones, etc.). Esto proporcionará a los estudiantes la oportunidad de explorar y experimentar con diferentes habilidades, contextos y circunstancias, fomentando así su creatividad y desarrollo personal.


3. Fomentar la experimentación y el aprendizaje activo: Animar a los estudiantes a explorar y experimentar con diferentes técnicas y enfoques. Esto les permitirá descubrir sus propias habilidades e intereses, y les enseñará a enfrentar desafíos y resolver problemas de manera efectiva. El trabajo coreográfico de lucha es una herramienta fundamental en todo el proceso. Es fundamental proporcionar un entorno de aprendizaje seguro y de apoyo donde los estudiantes puedan sentirse cómodos para tomar riesgos y cometer errores.


4. Facilitar la colaboración y el trabajo en equipo: Fomentar la comunicación y la colaboración entre los estudiantes, permitiéndoles aprender unos de otros y compartir sus conocimientos y habilidades. Esto puede mejorar las habilidades sociales y de trabajo en equipo de los niños, al tiempo que enriquece su experiencia de aprendizaje. Adjudicar el rol de profesor a alumnos y la adjudicación de responsabilidades temporales en el diseño y organización de ejercicios puede ser un buen comienzo para aplicar esta pauta.


5. Reflexión y autoevaluación: Incentivar a los estudiantes a reflexionar sobre sus experiencias de aprendizaje y a evaluar su progreso de manera regular. Esto les permitirá desarrollar un mayor autoconocimiento y les ayudará a identificar con claridad qué áreas necesitan mejorar y de qué forma podrían hacerlo.


6. Adaptabilidad y flexibilidad: Desarrollar agilidad didáctica para adaptar y ajustar el enfoque sinéctico según las necesidades e intereses de los estudiantes. Esto garantizará que el proceso formativo siga siendo relevante y atractivo, y que los estudiantes continúen desarrollándose y creciendo a lo largo del tiempo. Esta pauta no entra en conflicto con la idea de mantener el time line del programa, se trata de poder establecer con agilidad recursos de referencia, dentro del programa, que guarden relación directa con los intereses específicos del alumnado en cada momento de la formación.


7. Evaluación continua y seguimiento del progreso: Realizar un seguimiento del progreso de los estudiantes a lo largo del tiempo, utilizando una variedad de métodos de evaluación para garantizar una comprensión completa de su desarrollo y habilidades y poder adaptar el enfoque según los diferentes resultados obtenidos.

pueden experimentar un aprendizaje más enriquecedor, personalizado y creativo

Estrategias adicionales complementarias

Algunas estrategias también pueden contribuir a crear un ambiente de aprendizaje más enriquecedor, inclusivo y motivador, lo que puede resultar en un mayor compromiso y éxito en todo el proceso formativo marcial. En nuestro caso, resaltamos algunas de las que consideramos más importantes a la hora de complementar el modelo:


  • Establecimiento de metas y planificación: Debemos ayudar a los practicantes a establecer metas realistas y alcanzables relacionadas con sus deseos, sus capacidades inmediatas, su formación marcial previa y a desarrollar planes de acción para alcanzar esas metas. Esto puede incluir la identificación de habilidades específicas a desarrollar, la planificación de la frecuencia y la intensidad de la práctica y la creación de estrategias para superar obstáculos o interferencias en su proceso.

  • Uso de tecnología y medios: Podemos hacer un uso responsable y útil de la tecnología y los medios para mejorar la formación marcial. Esto puede incluir la utilización de videos y recursos en línea para complementar la enseñanza y proporcionar a los estudiantes acceso a información adicional y oportunidades de aprendizaje. Mostrar vídeos de su ejecución de las formas, por ejemplo, les puede proporcionar una perspectiva muy diferente y disruptiva de su trabajo.

  • Creación de un ambiente de aprendizaje seguro y de apoyo: Fomentar un ambiente de aprendizaje seguro y de apoyo en el que los estudiantes se sientan cómodos para tomar riesgos, cometer errores y expresar sus opiniones e ideas. Esto incluye el establecimiento de normas de comportamiento y expectativas claras, así como el fomento del respeto y la empatía entre los estudiantes.

  • Participación de los padres y la comunidad: Involucrar a los padres y la comunidad en la formación marcial de los estudiantes es una parte fundamental del concepto familiar de las antiguas escuelas. La práctica toca de lleno lo más profundo de la persona y allí están instaladas las relaciones sociales más inmediatas del niño o la niña: su familia. Hacerles partícipes de todo este trabajo y establecer una vía de comunicación regular sobre el progreso hace que el sentimiento sobre el entrenamiento vaya más hacia el terreno personal de desarrollo y equilibre las tendencias naturales a superficializar la práctica en modelos puramente expositivos.

Estas estrategias también pueden ayudar a establecer una conexión más sólida entre la formación marcial y el desarrollo integral de los estudiantes, incluida su vida fuera de la escuela o gimnasio, lo que a su vez puede tener un impacto positivo en su bienestar general y calidad de vida.


¿Qué lograremos?

El modelo sinéctico se centra en el aprendizaje a través de la experiencia y la experimentación, lo que puede ayudar al fomento de la autonomía y la autoconfianza en los practicantes. En lugar de seguir un enfoque rígido y estructurado, tal y como se seguían en los modelos ortodoxos de práctica marcial, los niños acceden a explorar diferentes facetas del Wushu para adaptar su práctica a sus intereses y habilidades individuales.


Esto les permite desarrollar un sentido de identidad y pertenencia en su camino marcial, lo que puede mejorar su compromiso y motivación a lo largo del tiempo y una mejora considerable en algunos de los siguientes campos del entrenamiento:


- Flexibilidad: La sinéctica promueve la adaptabilidad y la flexibilidad mental, lo que puede ayudar a los niños a enfrentarse a situaciones de aprendizaje nuevas y desconocidas con confianza y creatividad, trasladando esta habilidad a los propios contextos de autodefensa y seguridad a los que apuntan en última instancia los núcleos efectivos de la práctica.

- Autoconocimiento: Al explorar diferentes apartados y enfoques dentro del arte, los niños pueden descubrir sus propias fortalezas y debilidades, lo que les permite enfocarse en las áreas donde necesitan mejorar y desarrollar un mayor autoconocimiento así como perfilar mejor su interés por un estilo en particular, una línea interna o externa de entrenamiento o, por ejemplo, un modelo tradicional o deportivo de práctica.

- Resolución de problemas: La práctica sinéctica enseña a los niños a abordar problemas y desafíos desde múltiples perspectivas y referencias comparativas, lo que les permite encontrar soluciones innovadoras y efectivas. Esta capacidad, además de impactar en todas las facetas de la vida, es la base del pensamiento estratégico que define cómo actuamos frente a cada situación de peligro o riesgo.

- Trabajo en equipo: Al fomentar la colaboración y la comunicación entre practicantes, como es el caso de los ejercicios agrupados, el enfoque sinéctico puede mejorar sus habilidades sociales y de trabajo en equipo. Los factores como el respeto, la empatía, la amabilidad, la comprensión y la aceptación del otro están implícitos en todas las acciones de formación que implican interacción comunicativa productiva. Lograr un flujo amigable de interacción es un reto para los tiempos que vivimos.


Conclusión

Hemos visto que la sinéctica en la formación de las artes marciales chinas puede ser una herramienta poderosa para ayudar a los niños a desarrollar su potencial creativo y personal, al tiempo que aprenden a adaptarse y enfrentar los desafíos de la vida con confianza y resiliencia.


Su aplicación práctica docente necesita ciertos previos fundamentales tales como conocimiento, preparación y trabajo/esfuerzo. De estos previos, y de su constante evaluación, devendrá la capacidad para articular un proceso bastante complejo, pero igualmente excitante y motivador.


Este esfuerzo eventualmente conducirá a una comprensión más profunda y personal del arte y sus fundamentos. Es una manera de conectar con un legado milenario, añadiendo el valor único de cada artista y reflejando su propia personalidad creativa a través de su obra. También, una gran fórmula para mejorar todas las habilidades requeridas para la expresión artística en los contextos para los que originalmente fue diseñado el arte.

Comentarios


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page